La AMT reclama transferencias para los proyectos paralizados

MARÍA JOSÉ OLIVA G. /BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-agosto 03 /2016)  El presidente de la Asociación de Municipios de Tarija y alcalde de Uriondo (AMT),  Álvaro Ruiz, señaló que los municipios del departamento se encuentra en estado de emergencia por lo que solicitan una reunión con el gobernador Adrián Oliva con el objetivo de tratar de los saldos de deudas que quedaron en las obras que están paralizadas.

Ruiz mencionó que convocaron a una reunión de urgencia para el día lunes 8 de agosto para hablar de los proyectos concurrentes los cuales se encuentran paralizados y enfatizó que el día martes se reunieron los diferentes alcaldes donde prácticamente revisaron números para demostrar que de los 103 millones de bolivianos que hay como presupuesto para la presente gestión solo se transfieren casi 11 millones  a los mismos.

“Tenemos escuelas centros de salud y otro tipo de obras las cuales son vitales para los municipios y se encuentran paralizadas “, dijo Ruiz.

Asimismo argumentó que Tarija depende el 90 por ciento de los recursos públicos y por lo tanto si no hay un movimiento de recursos públicos esto generará una recesión económica mucho mayor y forzada por parte del Gobierno departamental.

Por su parte, el secretario de Coordinación de la Gobernación, Waldemar Peralta, ratificó la disminución de ingresos del departamento y pidió al presidente de la Asociación de Municipios de Tarija (AMT) que en vez de pedir recursos, ayude a la Gobernación a salir del “descalabro que dejó la gestión de Lino Condori”

“¿Cómo liquidamos mensualmente los 20 millones de bolivianos que pide la AMT, si apenas la Gobernación recibe 12 millones de bolivianos? –se preguntó Peralta-. Es una situación insostenible. Las críticas del alcalde Ruiz a la Gobernación tienen afanes políticos. El proyecto de ley que quiere la AMT descontará 20 millones mensuales a la Gobernación. Si los alcaldes quieren ese dinero cómo se hace para pagar. Ruíz descalifica de manera recurrente a la Gobernación por intereses políticos”. (eP)