Villegas: Hallé corrupción, sobreprecio y la CPS destruida

(ERBOL) El director ejecutivo de la Caja Petrolera de Salud (CPS), Víctor Hugo Villegas, aseguró este domingo que no renunciará al cargo tal como pidieron los trabajadores administrativos, porque su gestión empeñada en la reconstrucción de la entidad, sin corrupción ni licitaciones con sobreprecio, tal como encontró al asumir el cargo en diciembre de 2015.

En su diálogo con Erbol, dijo que encontró “una institución totalmente destruida, por los casos de corrupción que condicionan un daño económico a la institución. Encontramos licitaciones de obras para ya construir hospitales particularmente en Santa Cruz”.

Indicó que en Camiri, Guaracahi, Yacuiba, y el Instituto Cadiológico Renal, las obras ya tenía orden sobreprecio, por lo cual ordenó suspender las construcciones para someterlas a una auditoria y reencausar las licitaciones hacia la legalidad.

Explicó que en gestiones anteriores se contrataba a la consultora Camacho para que cotice una obra pero acababa poniendo el sobreprecio.

Villegas dijo que desapareció la documentación de esa consultora, pero continúa la búsqueda de su dirección, porque en las auditorías indican sobreprecios de entre 30 a 40% por cada hospital. Por ejemplo, el hospital Materno Infantil de Santa Cruz estaba licitado por 190 millones de bolivianos y lo subieron a 230 millones, indicó.

Aclaró que la paralización en la construcción de algunos hospitales es hasta que concluyan las auditorías y una vez se encauce a la legalidad, se retomará la construcción, aspecto que es de conocimiento del Viceministerio de Inversiones.

Sin embargo dijo que su gestión continúa la ejecución de obras en otros departamentos, como en Oruro, Tarija y Trinidad, además que está en fase de compra diez ambulancias tipo 3 de Terapia Intensiva para los nueve departamentos.

Recordó que durante diez años, las licitaciones tuvieron una dinámica de irregularidades y por eso los sindicatos administrativos no están de acuerdo con la nueva gestión que impulsa una serie de correciones para romper los actos de corrupción.

El directorio en pleno fue informado de las irregularidades y las medidas correctivas, motivo por el cual brindó respaldo absoluto a la gestión de Villegas.

La semana pasada fueron detenidas 15 personas en Santa Cruz a consecuencia de un informe de la Contraloría que concluyó que esos funcionarios compraron un terreno de una hectárea a razón de Bs 800m2, cuando el precio real era de 8 bolivianos.

El Dr. Villegas negó ser autor de esas detenciones, tal como denunció el Sindicato al que acusó de mentir y defender a esos trabajadores administrativos que ocasionaron un daño económico.

“Es increíble que los honestos son los que tenemos dar explicaciones de todo y los corruptos, no. Eso es lo que llama la atención”, comentó.

Actualmente admitió un problema con 145 personas que trabajan sin contratos ni conocimiento de autoridades. Villegas sostuvo que lamentablemente esas personas fueron engañadas; sin embargo, anunció que contratará personal pero de manera transparente, pública y con presencia de la prensa.