Comibol refuta a embajador de Corea y niega pérdida de mercado del litio

(ERBOL) La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) refutó al embajador de Corea en La Paz, Ton Chao Lin, y negó la pérdida de mercado para el litio boliviano, porque Bolivia, a través de su Proyecto Integral, apunta más allá de la simple producción de materia prima y busca llegar al mercado mundial del litio con productos con alto valor agregado.

El gerente nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) de la Comibol, Luis Echazú, formuló esas aclaraciones, cuatro días después que el diplomático lamentara ante los medios de prensa, el fracaso de “nuestros contratos de lito en el Salar de Uyuni” y sugiriera acelerar el proyecto de industrialización.

Echazú aseguró que no existe ninguna demora trascendental en el proceso de industrialización, puesto que el “boom” del uso del litio está proyectado para el 2020 en adelante, según estudios de mercado realizados por empresas especializadas de reconocimiento internacional en este tipo de mercado.

Explicó que esto implica que la gran demanda a nivel mundial del litio se dará a partir de este año. Si bien al presente existe un incremento en la demanda precio del litio, el mismo simplemente es para “materia prima” –carbonato de litio- que es un mercado dominado por intereses particulares y privados, indicó.

Además se debe considerar que un verdadero proceso de industrialización no implica simplemente la explotación, concentración y purificación de la materia prima (carbonato de litio), sino que éste comprende adicionalmente dar un valor agregado y un “alto” valor agregado a los recursos con los que cuenta nuestro país, lo que significa llegar a fabricar productos intermediarios y de uso final, tal como materiales catódicos, baterías y otros, que es el Proyecto Integral de la Comibol.

Sobre el fracaso referido por el embajador, Echazú recordó que Corea no ha suscrito contrato alguno para ser implementado en el Salar de Uyuni. “El único proyecto que fracasó es el denominado “Contrato de Riesgo Compartido para el establecimiento de una Planta Piloto de Investigación de Materiales Catódicos en Bolivia para Baterías de Litio” a ser implementado en La Palca-Potosí.

Recordó que en la gestión del anterior embajador – Chun Young Wok, en junio de 2014 – el Ministerio de Minería hizo llegar una nota a la embajada, haciendo hincapié en la realización del proyecto piloto en cuestión, con el “objetivo de implementar una Planta Industrial de Materiales Catódicos en Bolivia”.

Echazú recoge la sugerencia del diplomático, respecto a las posibilidades aún existentes de “cooperación” en esa área por parte de Corea, por lo cual afirmó que la Gerencia, “también manifiesta su interés de poder llevar adelante nuevas negociaciones en este ámbito pero a Nivel Industrial”, dice la nota.

El gerente de Comibol comparte con el criterio de Ton Chao Lin, en sentido que la planta de litio que es construida por Posco en Salta-Argentina, es para la “obtención de carbonato de litio, lo que significa la explotación del recurso y no así su industrialización, y por supuesto, adelantarán sus trabajos referentes a la construcción y puesta en marcha de esta planta, y que eso les significa contar con la materia prima a precios en los cuales se encuentra actualmente en el mercado.

Admitió que si bien se están produciendo vehículos eléctricos que emplean baterías de litio, afirma que la demanda mundial se iniciará entre el 2020 y 2025, lo que implica que la demanda será mayor.

Aclaró que la estrategia boliviana no sólo implica la obtención de carbonato de litio comercial o en grado de batería, sino que se propone la producción de materiales con valor agregado como los cátodos de las baterías de litio.

Sostuvo que el carbonato de litio grado comercial oscila entre los 6000-8000 $us/Ton; el precio del carbonato de litio grado baterías oscila entre los 13000-15000 $us/Ton.

En cuanto al tiempo de retraso y apresar la implementación – como lo sugirió el embajador – Echazú informó que al presente la empresa alemana Kutec, aproximadamente en marzo de 2017 entregará a Comibol, el Diseño Final de la Planta Industria de Carbonato de Litio, que contempla una producción inicial de 15.000 Ton/año en una primera instancia.

Finalmente aclaró que el contrato de Riesgo Compartido entre la Comibol y exconsorcio coreano Kores/Posco, fue cancelado por decisión unilateral de la parte coreana que en septiembre de 2015, mediante nota enviada a la Comibol, hace conocer el desistimiento al proyecto y la disolución del Consorcio, que fue firmado por el vicepresidente ejecutivo de Kores, Park Kyoung-kyoo y por el vicepresidente de POSCO – Chon, Uong.