Fiscalía imputa al abogado Zuleta de facilitar entrega de $us50 mil a Zapata

(ERBOL) La Fiscalía acusó formalmente al abogado Walter Zuleta de haber facilitado la entrega de 50 mil dólares a favor de Gabriela Zapata de parte de una tercera persona, en oficinas de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia.

Este miércoles, el Ministerio Público presentó la acusación formal contra la exnovia del presidente Evo Morales y otras cinco personas, entre las cuales está Zuleta.

Según nota de prensa de la Fiscalía, el abogado fue “acusado por uso indebido de bienes y servicios, además de contribuciones y ventajas ilegitimas, en grado de complicidad, por concretar la entrega de 50.000 dólares a favor de Zapata por parte de una tercera persona en las oficinas de Gestión Social”.

Zuleta se encuentra en Perú donde pidió refugio. Salió a ese país luego de ser sindicado por trata de menores, por la suplantación del hijo de Zapata y Evo Morales.

Acusación contra Zapata

La Fiscalía acusó a Gabriela Zapata por los delitos de asociación delictuosa; legitimación de ganancias ilícitas; falsedad ideológica; uso de instrumento falsificado; contribuciones y ventajas ilegitimas y uso indebido de bienes y servicios públicos, todos en el grado de autoría.

La joven está acusada por usar oficinas públicas para reuniones personales y lograr una ventaja económica ilegal.

Otros cuatro imputados

La exdirectora de Gestión Social, Cristina Choque, quien habría facilitado estos ambientes a Zapata, fue imputada por asociación delictuosa; uso indebido de influencias; incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes y servicios públicos.

El exchofer de Gestión Social, Jimmy Ysrael Morales Cuba también fue acusado formalmente debido a que hizo un depósito de 30 mil dólares a la cuenta de Zapata. Los tipos penales en su contra son asociación delictuosa; incumplimiento de deberes; y uso indebido de bienes y servicios públicos.

El ciudadano Ricardo Abelardo Alegría Sequeiros está implicado por hacer cinco depósitos que suman 10 mil dólares a favor de Zapata, y por fungir como funcionario de Gestión Social para recibir personas y coadyuvar a la joven. Él está acusado de asociación delictuosa; legitimación de ganancias ilícitas; y uso indebido de bienes y servicios públicos en grado de complicidad.

Por último figura Carlo Marvin Ramírez Aramayo, socio de Zapata, por los delitos de asociación delictuosa, en grado de autoría, además de uso indebido de bienes y servicios públicos, en grado de complicidad. La comisión de fiscales estableció que entre 2011 y 2013 el imputado ingresó en reiteradas oportunidades a la Unidad de Gestión Social.