Un documento secreto revela que Irán podría llegar más rápido a tener una bomba nuclear tras el acuerdo

(INFOBAE) Un documento obtenido por la agencia The Associated Press muestra que las restricciones claves que figuran en un acuerdo secreto sobre el programa nuclear de Irán se retirarán en poco más de una década, por lo que Teherán verá reducido a la mitad el tiempo que necesitaría para poder construir una bomba atómica.

El documento es el único texto secreto relacionado con el acuerdo del año pasado entre Irán y seis potencias extranjeras. Precisa que después de un período de entre 11 y 13 años, Irán podrá sustituir sus 5.060 centrifugadoras ineficientes por un máximo de 3.500 máquinas avanzadas.

En vista de que las nuevas centrifugadoras son cinco veces más eficientes, el tiempo que Irán necesitaría para crear un arma nuclear bajaría de un año a seis meses.

El diplomático que compartió el documento con AP, que exigió no ser identificado, lo describió como un agregado al acuerdo nuclear. Pero aunque formalmente separado de ese instrumento, dijo que era una parte integral y que fue aprobado por Irán y los Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, las seis potencias que negociaron con Teherán.

Hasta ahora, los detalles del acuerdo que se hicieron públicos mostraban que las restricciones se extenderán por 15 años, pero poco se sabía sobre lo que pasaría con la actividad de Irán que más se relaciona con la creación de armas nucleares, el enriquecimiento de uranio, luego de los primeros 10 años.

El documento divulgado lo explica: en enero de 2027 Irán podrá reemplazar su maquinaria ineficente con centrifugadoras avanzadas.

Según Washington, el acuerdo nuclear se diseñó para que Teherán necesitara de al menos 12 meses para producir el uranio enriquecido necesario para un arma nuclear.

Pero con la maquinaria avanzada que podrá conseguir luego de los primeros 10 años, ese tiempo podría reducirse a seis meses.

Irán dice que su programa de enriquecimiento atómico es para fines pacíficos, pero hay gobiernos que temen que pueda utilizar el programa para desarrollar ojivas nucleares.

El jueves se cumplió un año de la firma del pacto nuclear mediante el cual Irán accedió a limitar su desarrollo nuclear a cambio del levantamiento de sanciones que le habían sido impuestas por la comunidad internacional.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho que con este acuerdo se contuvo el programa nuclear iraní, «evitando un conflicto y haciendo más seguro» el mundo.

El documento firmado fue fuertemente criticado por Israel y por miembros del Partido Republicano en Estados Unidos.

De hecho, la semana pasada el Congreso estadounidense aprobó nuevas sanciones contra Irán debido a sus recientes pruebas de misiles, que si bien no son parte del acuerdo nuclear, podrían alcanzar la capacidad de llevar ojivas nucleares.