Golpe de Estado en Turquía

Agencias 

El primer ministro de Turquía ha confirmado a medios locales que hay un aparente golpe de Estado, mientras el ejército turco asegura que controla todo el país. Las autoridades han cerrado dos puentes en Estambul, varios aviones y helicópteros militares sobrevuelan la capital, Ankara, y el acceso a Facebook y Twitter está bloqueado.

«Hay probabilidad de un levantamiento militar» en Ankara, ha asegurado el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, a la cadena de televisión turca NTV, que ha emitido imágenes de tanques en la entrada del aeropuerto de Ataturk. Todos los vuelos desde este aeropuerto se han cancelado. Además, el Gobierno turco ha bloqueado el acceso a las redes sociales de Twitter y Facebook.

Yildirim ha asegurado que se trata de un intento de golpe de Estado por parte de los militares y que las fuerzas de seguridad del país están haciendo todo lo posible para resolver la situación. El jefe del Gobierno turco ha explicado que «se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado» han «rodeado algunos edificios importantes». «Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia», ha advertido Yildirim.

El Ejército turco ha emitido un comunicado en el que asegura que se ha hecho con el poder en todo el país. «El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia… Todos los acuerdos internacionales serán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países», señala la nota del Estado Mayor del Ejército.

No obstante, el Ministerio de Defensa turco ha desautorizado dicho documento, calificándolo de «pirata». En su propio comunicado, Defensa asegura que «la «democracia saldrá victoriosa».

La agencia turca Dogan, por su parte, informa de que varios testigos han escuchado disparos cerca del cuartel central del Estado Mayor y numerosas ambulancias se han desplazado hasta la zona. Por su parte, el diario digitalT24 adelanta que el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero.

Un gran contingente de policía se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.

Al mismo tiempo, unidades de la Gendarmería cerraron las dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informa la cadena NTV.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se encuentra a salvo y se espera que pronuncie un discurso sobre la situación. El ejercito turco ya le ha acusado de «traidor» y de haber impuesto un «régimen autoritario del miedo».

A través de su cuenta de Twitter la Embajada de España en Turquía ha pedido a los españoles que se encuentran en el país que permanezcan a refugio en sus casas u hoteles ante el intento de golpe de Estado.