Asamblea autorizó dar más incentivos a las petroleras para que busquen gas

(ERBOL) La Asamblea Legislativa sancionó el jueves una ley que ofrece a las empresas petroleras extranjeras un incentivo adicional, para que amplíen la vigencia de sus contratos, a cambio de invertir entre 350 y 500 millones de dólares en proyectos de exploración de reservas gas y petróleo, en las áreas que actualmente operan bajo contrato con YPFB.

Con la actual Ley N° 767 de 11 de diciembre de 2015 de Promoción para la Inversión en Exploración y Explotación Hidrocarburífera, una empresa petrolera con producción comercial regular puede suscribir una adenda y ampliar “por única vez” su contrato por cinco años más al tiempo del contrato principal.

Esta ampliación podía darse, cuando los campos estuvieran en producción al momento de finalizar el plazo del contrato y hasta la explotación de las reservas probadas y certificadas dentro del plazo del contrato principal, según dice la ley vigente.

La enmienda aprobada por el MAS, exceptúa el límite de cinco años, a condición de que las petroleras en fase de exploración y con producción comercial regular, comprometan y ejecuten nuevas inversiones iguales o superiores a los 350 millones de dólares en actividades de exploración, o 500 millones de dólares en actividades de exploración y su desarrollo.

Esta modificación, se suma a varios incentivos aprobados en la Ley 767, para la producción de petróleo crudo y gas natural en zona tradicional (conocida) y en zona no tradicional (campo nuevo) en un promedio de 35 a 55 dólares por barril y con una duración de 10, 20 o 25 años de contrato.

INVERTIR EN PROXIMOS 5 AÑOS

El nuevo texto constituye un quinto párrafo del artículo 42 de la Ley N° 3058 de Hidrocarburos, modificada por la Disposición Final Única de la Ley N° 767 y señala también que las nuevas inversiones deberán ser ejecutadas dentro de los próximos cinco años, computados a partir de la promulgación de esta última complementación.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, justificó ante la Cámara de Diputados, que la adenda podrá ser suscrita, siempre y cuando los contratos se encuentren en etapa de explotación y producción regular, además que cuenten con potencial dentro de su área de contrato, para llevar a cabo operaciones exploratorias y que no estén previstas en los planes de desarrollo actuales aprobados por YPFB.

Sánchez precisó que el nuevo texto “tiene por objeto dar continuidad a la producción comercial regular” mediante una adenda, siempre que exista reservas remanentes y que el titular invierta en exploración.

LEY SANCIONADA POR EL SENADO NACIONAL

SAMBLEA LEGISLATIVA PLURINACIONAL

DECRETA

ARTÍCULO ÚNICO. Se incorpora un párrafo quinto en el Articulo 42 de la Ley No 3058 de 17 de mayo de 2005, de Hidrocarburos, modificada por la Disposición Final Única de la Ley No 767 de 11 de diciembre de 2015, de Promoción para la Inversión en Exploración y Explotación Hidrocarburifera; con el siguiente texto:

Se exceptúa del plazo de los cinco (5) años estipulados en el párrafo tercero del presente Artículo, a los Titulares con Contratos vigentes y en fase de explotación y con producción comercial regular al 11 de diciembre de 2015, que comprometan y ejecuten nuevas inversiones iguales o superiores a los $us. 350.000.000,00 (Trecientos Cincuenta Millones 00/100 Dólares Estadounidenses) en actividades de exploración, o $us. 500.000.000,00 (Quinientos Millones 00/100 Dólares Estadounidenses) en actividades de exploración y su desarrollo, según Programa de Trabajo y Presupuesto a ser aprobado por YPFB, destinadas a incrementar la producción comercial regular en el Área de Contrato; inversiones que deberán ser ejecutadas en el marco de un plan de inversiones dentro de los próximos cinco (5) años, computados a partir de la promulgación de la presente Ley.

Para este fin YPFB y el Titular podrán suscribir la adenda dispuesta en el párrafo tercero de este Artículo, la misma que deberá cumplir con las condiciones establecidas en dicho párrafo.»

“ES UNA SEÑAL DE DESESPERACIÓN”

Diputada Eliana Capobianco (UD)

“La ley aprobada es una señal de desesperación del oficialismo, tal como aprobaron la Ley de Incentivos, por el cual quintaron recursos a las gobernaciones y alcaldías, consecuencia de las malas políticas que ahuyentan inversiones extranjeras. Exceptuando los cinco años, les están obligando para que las petroleras amplíen su contrato. Ya no serían sólo por cinco años, sino a partir del nuevo contrato, serían cinco años más. Hemos desperdiciaron 10 años de bonanza y sin embargo, ahora estamos pagando una mala planificación de la política hidrocarburífera en el país.

“TARDE SE DIERON CUENTA”

Diputado Horario Poppe (PDC)

“La ley obliga a las transnacionales, a que los incentivos que se han otorgado con la Ley de Incentivos, los reinvierta los próximos años. Es una política desesperada del Gobierno por tratar que las petroleras encuentren el gas que no pudieron encontrar antes.

Graficó de otra forma: En diez años, el Gobierno ha exprimido las ubres de la vaca, ha vaciado de leche, pero no se ha preocupado de alimentar a las otras reses para que más adelante nos den también leche. Siempre se ha dicho que este Gobierno se ha servicio de lo que en otros años se descubrió.

Ni en el Gobierno de Sánchez de Lozada se le dio tantos incentivos a las petroleras, pero el MAS tarde se dio cuenta que la exploración había sido importante. Ahora llena de dinero el bolsillo de las empresas y les manda al chaco”.

“ES MÁS ATRACTIVA PARA LAS EMPRESAS”

Ignacio Soruco (MAS)

“La modificación es con el único fin de atraer mayores inversiones, en ese sentido, se ha aumentado el plazo de vigencia de ciertos contratos para que los inversionistas tengan mayor horizonte temporal. Es beneficioso para el Estado, es hacer más atractiva para las empresas que ya ingresaron en la fase de exploración, deban continuar en la fase de explotación”.