Mitma acusa a algunos dirigentes de desprestigiar a COB y sus demandas

(ERBOL) El secretario Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma, lamentó que algunos dirigentes sindicales se hayan dedicado a desprestigiar la actual movilización que desarrolla el ente sindical que este viernes cumple su tercer día de paro de 72 horas aprobado por el ampliado nacional.

Mitma dijo que los resultados que la COB le arranque al Gobierno, se verán también para los hijos de los sindicalistas que se dedicaron a condenar esta medida, como el caso de los campesinos, cooperativistas, interculturales entre otros, “cuando nuestras demandas son macro”.

“Hay dirigentes que a me preocupan, sectores como por ejemplo de los cooperativistas, algunos campesinos, algunos compañeros interculturales. Creo que es importante que se lleguen a interiorizar de por qué la COB está en las calles, qué está exigiendo la COB, no son temas sectoriales, son temas macros, son temas generales por la cual estamos exigiendo trabajo seguro. Estamos pidiendo que se reactive el aparato productivo, para beneficio de todos los trabajadores del país”, afirmó.

En tanto, el magisterio urbano paceño, a través de su dirigente José Luis Alvarez exigió a la COB, que otros sectores que no participaron de las recientes movilizaciones de las medidas callejeras dispuestas por el órgano matriz de los trabajadores se sumen y que los maestros a partir del lunes próximo participarán de manera militante.

“El sector que ha acatado el paro de 24 horas, pese a los descuentos, ha sido el magisterio. Hoy se está incorporando con las movilizaciones por la dificultad que significa el último día de evaluaciones, pero desde el día lunes vamos a masificar las movilizaciones y vamos estar en las calles junto a todos los obreros”, afirmó.

Para este viernes, se anunció que las movilizaciones continuarán en cumplimiento de la medida de 72 horas que los trabajadores cumplen a nivel nacional, para exigir la anulación del Decreto 2765, que viabilizó el cierre de la empresa Enatex y el despido de al menos 900 trabajadores. (eP)