Noticias El Periódico Tarija

(INFOBAE) La libra esterlina sufrió una histórica caída tras la difusión de los primeros resultados del referendum por la permanencia o salida del Reino Unido en la Unión Europea.

Según medios británicos, la moneda llegó USD 1.35 por unidad, su nivel más bajo desde 1985, y la volatilidad se aceleraba conforme ingresaban más votos al conteo.

Poco antes de las 02H45 GMT, la moneda británica cayó a USD 1,3645, pese a que al cierre de los colegios electorales, a las 21H00 GMT del jueves, había subido hasta USD 1,5018.

En Asia, el primer mercado en reaccionar a los resultados, la divisa caía por debajo de 1,45 dólares, mientras avanzaba el recuento de votos tras el referendo en el Reino Unido sobre la pertenencia a la UE, después de haber subido a más de USD 1,5 en las operaciones en Estados Unidos.

Hacia las 23:20 GMT, la moneda británica llegó a caer a 1,4295 dólares por unidad, cuando horas antes había cotizado a USD 1,5018. La libra bajaba también respecto al euro, que subía a 79,17 peniques, frente a 76,02 peniques horas antes.

El giro en la cotización de la libra se debió al anuncio de los primeros resultados, que fueron recibidos con sudores fríos por los mercados de divisas.

Por su parte, la bolsa de Tokio, que había abierto al alza la sesión de este viernes, cambió de dirección y perdía cerca de un 3%, cuando los primeros resultados oficiales le dan ventaja al Brexit en el referendo británico sobre la UE celebrado el jueves.

Los inversores, primero optimistas, cambiaron de ánimo tras conocer los primeros resultados. Una hora después de iniciarse la sesión, el índice Nikkei 225 de los principales valores perdía 480,98 puntos (2,96%) y se situaba en 15.757,37 unidades.

Concretamente, la circunscripción de Sunderland (norte de Inglaterra) votó por amplia mayoría (61%) en favor del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En Newcastle ganó la opción de la permanencia en el bloque, aunque por un margen más estrecho de lo esperado (50,7% a 49,3%).

Dichos resultados han atenuado el optimismo inicial creado por un sondeo que daba la victoria a los partidarios de seguir en la UE. (eP)