Noticias El Periódico Tarija

DANIEL RODRÍGUEZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – jun 21/2016) La anterior semana el diario elPeriódico publicó la opinión de diferentes actores políticos y regionales que explicaron los alcances y observaciones constitucionales que tiene el Estatuto Autonómico  Regional del Chaco. Luego de que las autoridades reconocieran las falencias que tiene el documento se realizó una reunión con los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para dar viabilidad al referendo.

Sin embargo, según la Ley Marco de Autonomías y el mismo Estatuto del Chaco, existen dos condiciones para agilizar el documento regional autonómico, el primero es la compatibilidad del documento con la Constitución Política del Estado (CPE), y segundo es tener la unidad territorial delimitada y demarcada a través de una ley nacional y avalada por la Gobernación de Tarija.

 Por lo tanto, diferentes actores locales piden al gobernador Adrián Oliva pronunciarse sobre el tema y fijar una postura lo más antes posible ya que tiene  “la tijera para cortar o no el departamento de Tarija”.

 De todas maneras, Maribel Molina, asambleísta departamental en representación del Chaco, explicó que la ley departamental 079, en su artículo 3, establece que las competencias serán ejercidas por la jurisdicción de la Región Autónoma del Chaco, es decir, que la región ya fue reconocida.

 Además recordó que el Ministerio de Autonomías apoya y respalda el Estatuto del Chaco sin la necesidad de una nueva ley nacional. Por lo tanto, creen que hay actores locales que repiten “un discurso del MAS” para poner trabas a la autonomía regional.

 El tema está “en las manos de Oliva”

 Sergio Reyes, ex asambleísta departamental, comentó que, para darle viabilidad al referendo de la región autónoma, la Asamblea Legislativa Plurinacional debe aprobar como nueva unidad político-administrativa la región como tal y para ello necesita de un informe evacuado por la Gobernación y firmado por el gobernador. Es decir que Adrián Oliva tiene en sus manos la posibilidad de dar curso o no “a la división del departamento y la usurpación de sus propias potestades ejecutivas”.

 Además recordó que hay asuntos pendientes que pueden imposibilitar la delimitación territorial, como por ejemplo, el cantón Ivoca que está en disputa entre las provincias Chaco y O’Connor por el campo Margarita. Asimismo, los asuntos entre Villa Montes y Yacuiba por El Palmar.

 “Esos asuntos no están resueltos y deben necesariamente ponerse en orden para delimitar la unidad territorial del Chaco –dijo Reyes-. El gobernador tiene en sus manos un informe de la unidad de delimitaciones. Es decir, que Oliva dará o no la posibilidad de dividir su potestad y el territorio de su jurisdicción actual”.

 De la misma manera, Luis Pedraza, asambleísta suplente de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), comentó que la historia puso en las manos del gobernador Oliva la decisión de dividir o no el departamento de Tarija porque para aprobar la ley nacional debe existir un informe de la Gobernación de Tarija.

 “El gobernador debe manejar esta decisión más allá de sus afectos y deudas políticas con la región del Chaco y Wilman Cardozo –explicó Pedraza-. Es un momento para hacer conciencia porque estamos a tiempo para buscar una salida para evitar la división. Todos debemos hacer algo”.

 En este sentido, Pedraza dijo que hubo una reunión con el presidente de la Asamblea Departamental para manifestar esta preocupación y se organizará un evento para considerar la gravedad de la situación y advertir lo que puede ocurrir.

 En contraparte, Maribel Molina, asambleísta departamental suplente por Yacuiba, lamentó la actitud de Pedraza y manifestó su preocupación por sus declaraciones que promueven el separatismo en el departamento, cuando hay una carta del Ministerio de Autonomías en la que apoya el Estatuto Regional.

 Observan nueva unidad territorial

 Luis Pedraza afirmó que el artículo 54 del Estatuto del Chaco y la Ley Marco de Autonomías establecen aprobar la ley de unidad territorial antes de aplicar el documento regional autonómico.

 Por ejemplo, la Ley 339 de Delimitación de Unidades Territoriales exige una ley nacional de creación de unidad territorial.  El artículo 43 señala que el gobernador deberá elaborar la propuesta del anteproyecto de ley de delimitación específica. Este anteproyecto debe ser enviado a la entidad competente del Estado para su remisión a la Asamblea Plurinacional.

 “La unidad territorial debe estar aprobada por una ley nacional de la Asamblea Plurinacional previo informe y ante proyecto de ley desde la Gobernación de Tarija –dijo Pedraza-. Si eso ocurre el resultado será dos unidades territoriales en el departamento, uno de Tarija y otro del Chaco. Habrán dos entidades territoriales, uno el Gobierno de la autonomía departamental y el otro el Gobierno de la autonomía regional”.

 Si esto se produce, según Pedraza, el resultado será que el departamento de Tarija reducirá al 55 por ciento su superficie actual. Es decir, que surgirá “inevitablemente el décimo departamento, que aunque no se llame así”, porque habrá una décima unidad territorial en el mapa de Bolivia.

 “Es muy grave y tendrá consecuencias inmediatas muy duras para el departamento de Tarija y para la autonomía regional del Chaco –aseguró Pedraza-. La autonomía regional del Chaco no cumple con los preceptos constitucionales definidos para la autonomía. Inmediatamente aprobado su estatuto la Asamblea debe elegir a la MAE del Chaco, no a tres, pero además los 8 asambleístas que representan al Chaco perderán su mandato y la provincia no tendrá representación. Si se aprueba el estatuto, en la siguiente elección el voto del Chaco no elegirá al gobernador de Tarija. Es un momento serio y difícil”.

 Gobernación respeta decisión del Chaco

 El secretario de Coordinación, Waldemar Peralta, afirmó que la postura de la Gobernación es clara y apoyará siempre la voluntad del pueblo chaqueño. Recordó que el año 2009 el Chaco escogió un camino que debe completarse.

 “Si existen observaciones o contradicciones en la norma deben ser resueltas por las entidades nacionales como la TSE y la Asamblea Plurinacional para avanzar en este camino para acercar el poder a la gente y sus necesidades –señaló Peralta-. La Gobernación espera que todo sea dentro del marco constitucional y la integridad departamental”.

 Según Peralta, los actores deben presentar sus argumentos técnicos ya que hubo durante muchos años confrontación entre la capital y el Chaco. Por lo tanto, ahora dijo que el gobernador quiere acercar el Chaco con la capital.

 “Se aceptarán las críticas constructivas que tengan un profundo respaldo técnico –afirmó peralta-. Si el TSE establece un mecanismo a través de una ley, yo creo que todo el departamento lo apoyará. Es fundamental tener posturas técnicas muy claras. Lo que vaya a ocurrir debe ser dentro de la integridad departamental”. (eP)