Noticias El Periódico Tarija

LEONEL SUAREZ Q./BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-junio 21/2016) Tras evidenciarse la contaminación masiva en el río Guadalquivir por las aguas servidas que llegan de las quebradas Verdum, la quebrada del barrio San Martín, Sossa, Sagredo, Quebrada del Monte y la de San Pedro, respecto a esta situación, desde la Cooperativa de Servicios de Agua y Alcantarillado Tarija (Cosaalt) se desentendieron del tema y aludieron que es competencia municipal y departamental asumir acciones para evitar polución  de este afluente.

El responsable de gerencia técnica de Cosaalt no quiso verter opinión alguna sobre esta situación y justificó que desde la cooperativa se trabajó un estudio que se encuentra en etapa  de preinversión para los “colectores” que tendrán la finalidad de recibir las aguas servidas y evitar que lleguen al Guadalquivir, mismo que se encuentra en manos del Municipio y la Gobernación.

El director de Obras Hidráulicas, Omar Rodríguez, informó que para frenar de una vez por todas la contaminación al Guadalquivir, “lo fundamental es poder determinar la ubicación de la planta de tratamiento”, una vez que se realice esta tarea se comenzará con un proyecto a diseño final para poder estudiar de forma integral todo el sistema de colectores primarios de la ciudad de Tarija.

“Esto significa colectores del margen derecho y conectores del margen izquierdo –expuso Rodríguez-. Este proyecto estaría prácticamente en etapa preliminar, recién elaborándose los términos de referencia para posteriormente poderlo inscribir a la Gobernación para su estudio, estimamos que para octubre o noviembre podamos tener por lo menos iniciado el proceso licitatorio de este proyecto”.

Rodríguez explicó que el mencionado Proyecto de saneamiento al río Guadalquivir, mismo que inició en la gestión de Mario Cossío entre los años 2007-2008 y concluye el 2013, se llegó a ejecutar un 60 por ciento, pero no llegó a concluirse por no determinar la ubicación de la planta de tratamiento. Asimismo agregó que este proyecto tuvo la construcción de varios colectores con énfasis al margen derecho del río.

La autoridad dijo que lo que se pretende con este nuevo estudio es concluir con los colectores, definir la ubicación exacta donde irán a desembocar las aguas, tanto del margen derecho e izquierdo buscando tener una situación integral del alcantarillado en Tarija y tener una proyección de 30 años.

“Este proyecto es complementario a lo que sería la construcción de la planta de tratamiento en la ciudad de Tarija –indicó Rodríguez-. Son dos cosas diferentes, la planta es un proyecto y colectores otro pero que van complementados el uno del otro”.

 Rodríguez enfatizó que actualmente se encuentran en una etapa de análisis, de medir longitudes, determinar caudales y saber exactamente diámetros, señaló que todavía no se puede adelantar costos para este proyecto hasta que no tener un esquema general.

“Estamos en coordinación con la Alcaldía, como con Cosaalt para poder encarar este proyecto con la información que ellos también nos están brindando”, finalizó Rodríguez.

Pese a evidenciarse una alarmante contaminación al Guadalquivir, las autoridades no anunciaron acciones inmediatas a tomar, para evitar que este afluente siga infestándose.

Anuncian un Plan Director para el río Guadalquivir

El director de Manejo de Cuencas y Aguas de la Gobernación, Marco Arciénega, informó que se viene trabajando un plan director para el río Guadalquivir, el cual deriva de un convenio intergubernativo que viene de la gestión 2015, para lo cual se firmó el convenio con el Viceministerio de Recursos Hídricos.

El plan director tiene varias fases para su implementación, este año ya se vino trabajando en algunas, se ha tratado de hacer una plataforma este proyecto, donde vamos a participar el Gobierno Departamental, las alcaldías de San Lorenzo, Cercado, Uriundo y Padcaya –señaló Arciénega-. Lo que se quiere coordinar es las actividades que se tienen planificadas”.

En un primer escenario, Arciénega dijo que se están desarrollando algunos cursos de capacitación en programas como el Sistemas de Información Geográfica (SIG), lo que permitirá a futuro realizar un mapeo de las actividades planificadas, esto a partir de los ríos y subcuencas. Agregó que en julio de la presente gestión se realizará un monitoreo al Guadalquivir con el Viceministerio, donde se establecerán los parámetros de contaminación y se evaluarán acciones a tomar. (eP)