Fabriles son gasificados por la Policía

ERBOL

(Jun- 1/ 2016) Un grupo de fabriles y extrabajadores de Enatex  se movilizaron hoy por la autopista La Paz-El Alto para reclamar el cierre de la Empresa Nacional Textil (Enatex) y para exigir que se abrogue el Decreto Supremo 2765, que determinó la clausura de esta entidad. Fueron gasificados por la Policía a través de agentes químicos.

Ya en la tercera semana de protesta y el segundo día que se movilizan por la vía que une la Sede de Gobierno y la urbe alteña, los manifestantes insisten en exigir al Gobierno la derogación del Decreto y aseguran que no aceptarán otro tipo de negociación.

“Hay que seguir en la misma dirección, no importa si algunos compañeros ya han cobrado su finiquito, ellos igual se están sumando a las movilizaciones y por nuestra parte, el otro grupo ya estamos en el noveno día de huelga de hambre”, aseveró el secretario de Relaciones de la Federación de Fabriles de La Paz, René Ticona.

Consultado sobre si aceptarían que el Gobierno les garantice una fuente laboral, sin llegar a derogar el Decreto 2765, Ticona dijo que no, que el sector sólo suspenderá sus medidas de presión cuando se reabra la Enatex.

“Ese es el punto y en eso nos está apoyando la Central Obrera Boliviana (COB), no estamos viendo otra solución, el Decreto se tiene que derogar”, afirmó.