Los Chiquis deja a la vista peligros y descuidos

LIDIA AZURDUY R./BOLINFO/TARIJA
///
(elPeriódico-Abr 17) Con mucha publicidad se inauguró el día del niño el parque Los Chiquis, ubicado en la Avenida Panamericana esquina Circunvalación. El parque busca ser un espacio recreacional para los más pequeños, como una opción más de ocio junto a una serie de parques ubicados en toda la ciudad. Sin embargo, a la hora de calificar la obra municipal existen luces y sombras, Entre los aspectos positivos, sobresale la creación de lugares abiertos para que los niños puedan pasar momentos junto a sus padres , crear recuerdos y tiempo de calidad.
Sin embargo, la  infraestructura tiene falencias que  podrían frenar aquello. Por un lado, la seguridad de los niños no está garantizada puesto que en días de semana no existe personal alguno como debiera en lugares a los que los niños asisten. Siguiendo con la seguridad, el material empleado para el suelo donde se ubican los juegos y los senderos no son los adecuados,  al contrario, al estar constituidos de piedras y ladrillos cortados, existe alta probabilidad de lesiones, tomando en cuenta que por la naturaleza del lugar, el mismo se constituye en un escenario donde las caídas y raspones son propios a los juegos infantiles, pero si estos juegos se desarrollan sobre materiales peligrosos la combinación es nociva.
Al interior del parque apenas una cinta con el mensaje de «peligro» separa un área del jardín con una barranca por lo que el riesgo salta a la vista. Algunas cajas amarradas a libros fueron donadas por un movimiento ciudadano como estanterías de diversos libros con el objeto de fomentar la lectura en niños, sin embargo, a diez días de la inauguración solo quedan las estanterías, puesto que los libros fueron robados.
Estos son algunos de los temas que deben alarmar y requieren de manera inmediata acciones de parte del Gobierno Municipal, ya sea para modificar o concluir aspectos técnicos que debieron ser atendidos previa inauguración o reparar otros.
La falta de originalidad, creatividad y diversidad tanto en los juegos instalados como en toda la infraestructura del parque es otro de los elementos llamativos, por lo que es necesario que las autoridades reflexionen sobre la entrega de obras que cumplan con condiciones técnicas mínimas para poder ser entregadas a la ciudadanía entre bombos y platillos.