Motín en la cárcel de Miraflores para pedir el traslado de Zapata

ABI/REDACCIÓN CENTRAL
///
Reclusas de la cárcel de mujeres de Miraflores iniciaron el lunes por la noche un motín exigiendo el traslado de Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, a otro centro penitenciario.
Según reportes de medios de comunicación y videos posteados en redes sociales, las reclusas prendieron una fogata en el patio del penal donde quemaron algunas pertenencias y con cacerolas en mano gritaban «fuera Zapata».
La pasada semana, las reclusas del recinto penitenciario de Miraflores denunciaron que la ex gerente de la empresa china CAMC ofreció pagar 1.000 dólares para que la golpearan.
Asimismo, las internas dijeron que se sienten discriminadas por Zapata porque no come de la olla común. Pese a todo, manifestaron su interés en que la expareja de Evo se quede en el recinto.
“Nos sentimos discriminadas», gritó una de las reclusas desde el interior de ese penal. Otra de las internas dijo que Zapata las amenaza.
Alrededor de las 20.45 las reclusas de Miraflores iniciaron el motín, prendieron fuego en el patio del penal y piden que la expareja del presidente Morales se vaya de esa cárcel.
Se reporta que las internas queman mesas y sillas de propiedad del penal o de las mismas reclusas para mantener el fuego.
La tía de Zapata, Pilar Guzmán, que se encontraba en puertas del penal miraflorino, dijo que intentó ver a su sobrina pero no le fue permitida y exigió seguridad para su familiar a las autoridades policiales y del Gobierno, según reportaron medios nacionales.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que los efectivos policiales utilizaron gas lacrimógeno para evitar mayores desmanes al interior del penal. «Tenemos controlada la situación”, dijo en declaraciones a la red PAT.
Explicó que el grupo de internas que protagonizó la protesta no supera las 15 personas de un total de 53 que hay en el penal de máxima seguridad para mujeres.
La expareja del presidente se encuentra con detención preventiva en la cárcel de Miraflores, en La Paz, acusada por delitos de enriquecimiento ilícito, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y uso de influencias.
El Ministerio de Gobierno ha garantizado la seguridad de la ex gerente de CAMC, y asegura que será protegida. Ella estuvo recluida unas semanas en la cárcel de Obrajes, donde también tuvo roces con las presas.