Son 140 líderes políticos salpicados en el escándalo «Panamá Papers»

INFOBAE
///
El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó este domingo la mayor filtración de documentos sobre paraísos fiscales de la historia. En la misma se encuentran involucrados 140 políticos mundiales.
Entre los salpicados por el «Panamá Papers» se encuentran 74 líderes mundiales, además de cientos de políticos, familiares y socios de éstos.
En América Latina se destaca el presidente de la cámara de diputados de Brasil, Eduardo Cunha, uno de los cientos de funcionarios investigados en ese país por el escándalo de corrupción conocido como Lava Jato. Joao Lyra, miembro de la cámara de diputados.
También se encuentran los ex presidentes argentinos Néstor y Cristina Kirchner, y el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto. Asimismo, Mauricio Macri, el actual presidente de Argentina.
En Colombia Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá. En Ecuador Pedro Delgado, director del Banco Central de Ecuador (2011-2012), Galo Chiriboga, procurador general y Rommy Vallejo, titular de la Secretaría Nacional de Inteligencia.
También está involucrado Vladimir Putin, presidente de Rusia. En Siria Bashar Al Assad, presidente. En Reino Unido David Cameron, primer ministro.
En Perú César Almeyda, ex jefe de inteligencia en 2003. En Venezuela Jesús Villanueva, ex director de Pdvsa (2005-2008), Víctor Cruz Weffer, comandante en jefe del Ejército (2001).
Más de once millones de documentos sobre paraísos fiscales fueron publicados este domingo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en lo que se convirtió en la mayor filtración sobre empresas offshore de la historia.
Bajo el nombre «Panamá Papers», el ICIJ reveló datos confidenciales de 140 políticos mundiales y personalidades destacadas a nivel internacional.
El bufete de abogados panameño Mossack Fonseca es especializado en la prestación de servicios fiduciarios a nivel internacional. La empresa comunicó a sus clientes que su base de datos fue hackeada.
Esta contenía datos confidenciales sobre sus clientes, entre ellos empresarios, presidentes, ministros y traficantes de droga.
En un comunicado de la compañía panameña, se informa que «todas las medidas necesarias» fueron tomadas «para prevenir que vuelva a ocurrir». Mossack Fonseca agrega que «reforzó sus sistemas de seguridad» y que trata de determinar la información exacta a la que accedieron «personas no autorizadas».