Interno del penal de Morros Blancos intenta suicidarse

CLAUDIA COCA LEIGUE/ BOLINFO/ TARIJA
///
(elPeriodico- abril 04) Durante la madrugada del pasado sábado uno de los privados de libertad que se encontraba en Chonchocorito intentó quitarse la vida con una soga, al momento se encuentra en recuperación en el hospital San Juan de Dios, explicó el teniente Joab Aguayo, encargo del turno.
Al promediar las 00:30 del pasado domingo radio patrullas recibió la llamada del penal de Morros Blancos indicando que un privado de libertad que se encontraba en la sección de máxima seguridad intentó quitarse la vida con una soga que se le encontró en el lugar.
Por lo que el  cuerpo de bomberos se desplazó de manera rápida al lugar donde tomaron contacto con los oficiales a cargo del recinto penitenciario de Morros Blancos, los cuales para ayudar en el trabajo de auxilio lo trasladaron hasta el patio principal.
Allí después de tomarle la presión y revisarle los signos vitales, se procedió a llevarlo al hospital San Juan de Dios, donde el médico de turno procedió a hacerle una limpieza de la garganta ya que estaba arrojando espuma por la boca como si hubiera tenido un ataque epiléptico.
Después de realizar el trabajo el médico de turno le diagnosticó trauma por asfixia mecánica, quedando esta persona en observación en el hospital San Juan de Dios con dos policías para que lo supervisen.
Otro caso
Al promediar las 2:00 del pasado domingo en el barrio San Bernardo ha llamado de la esposa de un hombre de 35 años aproximadamente el cual después de haber ingerido bebidas alcohólicas en compañía de sus familiares.
Por una disputa con las personas con que estaba tomando ingresó a su dormitorio y con un vaso que rompió procedió a cortarse ambos antebrazos con el fin de quitarse la vida por el problema.
Llegando al lugar bomberos se procedió a desinfectar y aislar la herida mediante gasas para que el flujo de la sangre que salía de ambos brazos no sea demasiada y llegue el paciente al hospital.
Siendo llevado de inmediato al San Juan de Dios, donde se le hizo tres puntos en los dos brazos, siendo el diagnostico del médico de turno herida abierta por arma punzo cortante en este caso un pedazo de vidrio de un vaso.