Biblioteca del mirador de La Loma registra 1.800 textos formativos

MARISOL COCA W. / BOLINFO / TARIJA
///
(elPeriódico-Mar 20) El mirador de La Loma de San Juan no sólo cuenta con una de vista panorámica, sino que también ahí se encuentra una biblioteca educativa que de a poco se  consolida como el espacio elegido por los estudiantes de los colegios aledaños. Lleva menos de un año abierto al público y en su inventario registra alrededor de 1.800 textos educativos.
Teresa Valdez, es la responsable de la biblioteca del mirador de La Loma, recordó que cuando se abrió la atención al público sólo se abrieron las puertas para el servicio de hemeroteca, porque se trabaja en el ordenamiento e inventario de cada uno de los libros que han sido entregados y donados.
“Aquí en la biblioteca contamos con libros de la editorial La Hoguera, Don Bosco, Bruño, a parte del material para diferentes poemas, tenemos poemas, cuentos dirigido a los niños –mencionó la responsable-. Vienen los estudiantes a hacer sus paleógrafos, también vienen personas mayores a leer los periódicos”.
Valdez no sólo se queda conforme con prestar y custodiar cada uno de los libros, sino que también una vez por mes realiza actividades con estudiantes invitados de los colegios educativos. Se aprovecha las fechas festivas para preparar una exposición o una charla con profesionales que puedan transmitir sus conocimientos a los estudiantes en proceso de formación. Quienes quieran aportar con textos, documentos, libros u otro material bibliográfico será bien recibido por Teresa Valdez, cada uno será inventariado y puestos a disposición de los estudiantes que a diario concurren al mirador de La Loma. (eP)

elapunte

Estudiantes se reúnen para realizar tareas
Cuando “elPeríódico” visitó la biblioteca del mirador de la Loma se encontró dos estudiantes del colegio Humberto Puerto Carrero, quienes frecuentan este lugar para realizar tareas encomendadas por sus  maestros. Tanto Brayan e Ismael estaban afanados en concluir cada uno su periódico mural en homenaje al Día del Padre.
Ismael Choque vive en Tomatitas y al no existir una biblioteca en su localidad no tiene problemas de trasladarse hasta el barrio La Loma. “Vengo hacer mis tareas Sociales, Ciencias Naturales, porque es un lugar tranquilo, fresco –dijo Choque-. En casa no se puede hacer las tareas por la bulla que hacen mis sobrinos”. (eP)