Ferreira dice que Zapata iba con el certificado del hijo de Evo a ministerios

PAGINA SIETE
///
El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, afirmó que Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, iba con el certificado de nacimiento del hijo del Jefe de Estado a algunos ministerios «para tener influencia” para conseguir sus propósitos empresariales.
«En algunos ministerios esta señora Zapata presentaba el certificado del niño para tener influencia, lamentablemente algunos hasta la recibieron, porque claro era ella”, afirmó Ferreira.
La autoridad también dijo que estas acciones supuestamente emprendidas por Zapata, ahora con detención preventiva en la cárcel de Obrajes, «dañó” la imagen del Jefe de Estado. «Justo por ese tipo de acciones ahora la imagen del Presidente (Morales) está dañada y es responsabilidad nuestra por no avisar y denunciar en su momento”, añadió.
Ferreira explicó que Zapata visitaba algunos ministerios con el certificado de nacimiento del hijo de Morales, con cuyas acciones incluso algunos empresarios fueron convocados. «¿Cuál era su modus operandi de esta señora? Iba con el certificado de nacimiento, yo soy la madre del hijo del Presidente, por lo tanto hacía audiencias con empresarios y algunos hasta le creían, lamentablemente es así”, dijo.
El titular de Defensa afirmó que lo hecho por la expareja del presidente Morales fue un «golpe” «demasiado grande” contra la primera autoridad del país. «Claro eso tendrá que responsabilizarse, esto no va quedar así, va tener que ir más allá, ha sido demasiado grande el golpe a la dignidad y al buen nombre del Presidente como para que quede así, ¿no?”, añadió.

Los contratos millonarios
Según la Fiscalía General, la expareja de Morales aprovechó su relación con la Unidad de Gestión Social, que depende del Ministerio de la Presidencia, para firmar los millonarios contratos que la empresa china CAMC obtuvo con el Estado.
Zapata trabajó en la empresa china CAMC desde 2013 y desde esa fecha se firmaron los contratos para la vía férrea Bulo Bulo-Montero, represa Misicuni y planta de sales de potasio, en Uyuni (Potosí. La fábrica de azúcar de Sanbuenaventura y los equipos de perforación de YPFB fueron contratados antes de que Zapata llegue a esa empresa.