Evo Morales define su futuro político y del MAS

ERBOL/BOLINFO
///
Más de 6 millones y medio de ciudadanos irán a las urnas este domingo, para definir el futuro del presidente Evo Morales, su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), y movimientos sociales afines al gobierno.
El referendo, que podría autorizar la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), no ha permitido conciliar el sueño al poder político, debido a las facturas que deben pagar a causa de la sucesión de escándalos y el evidente desgaste de 10 años en el trono.
Morales Ayma y Álvaro García Linera intentarán capitalizar a su favor el voto duro del área rural, el discreto apoyo  de una parte de la clase media en las ciudades y sectores sociales periurbanos.
La boleta que estará en la papeleta contiene la siguiente pregunta: «¿Usted está de acuerdo con la reforma del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectos por dos veces de manera continua? Ganará la opción (SI o NO) que logre el 50% más un voto.
Intento complicado
Para el binomio masista el intento de conseguir la llave hacia una nueva reelección no será fácil debido a que el país vive un nuevo momento de su historia y la complejidad que implica cargar el “rosario” de cuestionamientos a la gestión.
El ciudadano común observa con preocupación el errático proceso que se siguió desde el momento en que el oficialismo planteó la repostulación, las crecientes denuncias de corrupción, el supuesto tráfico de influencias en la firma de contratos del Estado con el consorcio chino CAMC e inclusive con la última tragedia ocurrida el miércoles último en El Alto y que dejó seis muertos, y varios heridos.
La constitución de 2009 señala que «el período de mandato del Presidente es de cinco años y puede ser reelecto por una sola vez de manera continua». Morales asumió el poder en 2006 tras ganar su primera elección, pero no completó su gestión de cinco años porque se convocó a una Asamblea Constituyente. Posteriormente venció en las elecciones para el período 2010-2015 y reiteró su triunfo para el período 2015-2019. Su primera reelección fue en 2015 y si la consulta la gana optaría por su segunda reelección en 2019. El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) avaló esa interpretación.
El supuesto tráfico de influencias en la rúbrica de contratos con la factoría china y que involucró a la recientemente reconocida expareja de Morales, la señora Gabriela Zapata, denunciada por el periodista cruceño Carlos Valverde, puso en entredicho la credibilidad de Evo.
Hasta ese momento la imagen del Primer Mandatario se encontraba intacta, empero, el rosario de contradicciones respecto al tema terminó por debilitarlo.
En medio de ese maremagno de interpretaciones, un hecho delincuencial acaecido en la Alcaldía de El Alto, presuntamente liderado por gente afín al gobierno hundió más la estantería del oficialismo. Una inoportuna intervención del viceministro del Interior, Marcelo Elío, echó más “gasolina al fuego”.
El panorama no parece ser alentador para el gobierno, sin embargo, existe la esperanza en el voto positivo de quienes enarbolan los principios del «proceso de cambio».