Sahumerio causa incendio de departamento e intoxicación de familia

CLAUDIA COCA LEIGUE/ BOLINFO/ TARIJA
///
(elPeriodico- feb- 20) Al promediar las 12:20 horas, ha llamado de los vecinos de la zona del mercado campesino, más concretamente en la calle Froilán Tejerina y Daniel Zamora, bomberos procedió a extinguir un incendio estructural en el tercer piso de un edificio, sin daños personales, explicó el teniente Joab Aguayo.
Este incendio se debió a la combustión de gas licuado de petróleo, el cual estaba saliendo por una fuga de la manguera de una cocineta a garrafa, que se encontraba en una cocina precaria, armada en la división de un cuarto en dos partes.
Al momento que los dueños procedieron a pasar por los distintos cuartos un sahumerio y llegando a la cocina, es que dejan un pocillo con esta preparación de hierbas en el suelo, lo cual originó que, una chispa dicho sahumerio, ocasione el incendio del lugar, quedando atrapados las personas que estaban en el departamento.
Quemándose primero palos que estaban por el lugar, para luego seguir con muebles hechos  de madera y terminar en servicio de plástico, lo cual generó una gran humareda, que alertó a los vecinos, que llamaron a bomberos.
Al llegar al lugar, bomberos logró de manera rápida sofocar el incendio, el cual solo dejó daños materiales  de consideración y no así humanos, concluyó el teniente Aguayo.

elapunte

Recomendaciones para evitar incendios
El cuerpo de bomberos, hizo la recomendación a la población en general, que para evitarse el sufrir un incendio, en el cual pueden perderse no solo objetos de valor, sino también vidas, deben tomar las siguientes recomendaciones. En primer lugar, cambiar cada seis meses la manguera de gas domiciliario o el que se provee por garrafas, ya que con la presión que ejerce, se va quemando interiormente el plástico de este tubo.
De igual forma, no dejar mecheros o velas encendidas durante toda la noche, ni mucho menos cerca de menores de edad, ya que por una ráfaga de viento o movimiento del lugar donde estén, puede caer al suelo y generarse un incendio con grandes pérdidas personales.