Noticias El Periódico Tarija

BOLINFO/ YACUIBA
///
(elPeriódico Ene 17) La tarde de ayer Eduardo Quentasi, miembro del Sindicado de Constructores 26 de Abril anunció que la próxima semana asumirá la extrema medida de presión de la huelga de hambre si es que los dirigentes de este ente sindical no resuelven los problemas de división y de posible tráfico de influencias que estaría dejando a varios socios fuera de las obras que ofertan tanto la Alcaldía como la Subgobernación.
Como indica la carta que envió Quentasi al secretario general, José Miranda y a Weimar Ríos, secretario de relaciones la jornada de ayer, ya sería más de medio año que no se ha visto gestión dentro de la institución.
También se hace notar que existiría una marcada división dentro del directorio, unos liderados por Daniel Mamani, quien se estaría valiendo de un supuesto tráfico de influencias a nivel político para poder acceder él y otras 7 personas a obras públicas, quienes no estarían cumpliendo debidamente con sus cuotas sindicales.
El entrevistado adelantó que espera que este problema se pueda solucionar para en bien de todos los afiliados en la reunión de hoy en la noche, pero de no haber una salida positiva el mañana jueves convocará a una conferencia de prensa en donde dará más detalles de cómo está siendo el manejo dentro Sindicado de Constructores 26 de Abril y además de anunciar cuando iniciará la referida huelga de hambre.
Quentasi refirió que el Sindicato esta fraccionado en dos grupos, uno que está en coordinación con otros sindicatos para lograr adjudicarse obras y el resto de los asociados que no pasan de 10 están de “la mano” con Daniel Mamani, quien a decir de Quentasi, no puede estar ligado a dos instituciones a la vez y ni muchos menos valerse de eso para obtener beneficios personales. Mamani estaría ocupando un cargo político dentro del MAS.
Finalizó pidiendo que si los actuales dirigentes no dan solución a este delicado problema renuncien a sus cargos. (eP)