Futuro incierto en el parque de Aranjuez

DANIEL RODRÍGUEZ/BOLINFO/TARIJA
///
(elPeriódico – Ene 28) Un tema que de un tiempo a esta parte dejó de tener presencia mediática fue el de los asentamientos en la zona protegida de los bosque de Aranjuez. Sin embargo, se activó en las redes sociales cuando vecinos reclamaron por maquinaria que abría camino entre los árboles del lugar.
En este sentido, el diario “elPeriódico” consultó al alcalde municipal de Cercado, Rodrigo Paz Pereira, sobre la situación del área protegida y comentó que con la Ley se frenó la construcción ilegal de casas en ese lugar. Por lo que ahora corresponde aplicar la norma con las personas que ya habitaban en el espacio para que exista equilibrio con el medio ambiente.
Además lamentó que el Gobierno Municipal tiene 55 por ciento menos de recursos y en este sentido los proyectos que estaban planificados en el Bosque de Aranjuez deben ser reformulados.
“Hay que ver como apalancar recursos extras para desarrollar este asunto sin perjudicar el tema del agua y transporte –dijo Paz- Hay avances de casas en el territorio donde estaba consolidado, eso ya se tenía informado. Ahora lo que se hace en base a la reglamentación es aplicar un modelo de convivencia entre las casas que ya estaban ahí y los bosques”.
El Alcalde aclaró que la maquinaria entró al bosque para dar solución a un problema serio del agua vinculado a un trabajo de tipas. Es decir, que el equipo pesado es de una empresa y es parte de un proceso de contratación “absolutamente legal” y no responde a ningún proceso de asentamientos.
“Lo cierto es que no hubo nuevos asentamientos en la zona, solamente es maquinaria de una empresa que debe bajar a la base para hacer un trabajo de las galerías filtrantes de las tipas y darle mayor flujo de agua a la ciudad de Tarija”, recalcó.
Cabe mencionar que la misma ley explica que toda persona que se encuentra realizando “apertura de vías” debe ser sancionada ya que se trata de un área protegida. En caso de realizar algún movimiento debe contar con una licencia ambiental de acuerdo a normativa nacional. Por otro lado, el trabajo que realiza esa maquinaria “legal” abre un camino que puede ser mal utilizado por los asentamientos.

Sugerencia
del Comité Impulsor
La activista de la organización Nativa, que es parte del Comité Impulsor a favor de los bosque de Aranjuez, Verónica Sanjinés, explicó que siempre hubo contacto con el Gobierno Municipal, a través de la Secretaría de Ordenamiento Territorial, para realizar un control sobre el accionar de los asentamientos en el lugar con la idea es tener presencia institucional en el sitio.
Recordó que los asentados están en un proceso para demostrar que son propietarios. Sin embargo, no hay un espacio fiscal de propiedad municipal. Entonces la gente no puede asentarse en terrenos privados que están en proceso de verificación.
“Tenemos conocimiento que la Alcaldía estaba verificando el parque y ver la posibilidad de expropiar. Incluso hubo avances con supuestos dueños pero no está claro el derecho propietario saneado con título registrado en Derechos Reales –dijo Sanjinés- Parece que ahora hay el problema de presupuesto porque la expropiación significa pagar recursos. Entonces sería interesante buscar una alianza, a manera de sugerencia, entre la Alcaldía y la Gobernación para tener fondos para realizar la expropiación”.
Recordó que la propia ley 019, donde están los objetivos del parque, en el artículo 3 dice que: se debe recuperar el parque como espacio natural, recuperar las condiciones del sistema para proteger el río Guadalquivir, proporcionar el medio ambiente saludable y lo más importante es crear un espacio de interés para la sociedad donde se implemente senderos, áreas de plantación y que pueda constituirse en un espacio para el encuentro del hombre con la naturaleza.
“Una vez que se defina la situación legal del área y se logra la expropiación la idea es proteger el parque, incluso con los agricultores si se quedan en el parque tienen derecho a desarrollar sus trabajos agrícolas siempre y cuando respeten el parque –aseguró Sanjinés- Los mismos asentados que se constituyan en protectores del lugar para que sigan siendo el pulmón verde para Tarija”.
Además cree que es necesario generar un reglamento que definan las condiciones de las personas que vivan en el interior del parque contribuyendo a que se mantengan las especies y plantando nuevos árboles. Incluso dijo que se puede generar turismo a través de una ciclovía ya que ese lugar tiene una vista muy interesante de la ciudad de Tarija.
Para Sanjinés, se valora el control social de la gente que denuncia a través de las redes sociales, pese a que demora la consolidación del área protegida.
“Se ha notado lamentablemente que las construcciones avanzan porque es una estrategia de los asentamientos”, concluyó. (eP)