Comentando la noticia…..Foro: Por una verdadera democracia en Bolivia

Jimmy Ortiz Saucedo

///
Noticia: Organizan un foro sobre el Referéndum (El Día 02 12 15).- Con el propósito de analizar la realidad nacional de la última década desde la perspectiva ética y política – jurídica, el Comité pro Santa Cruz está organizando el foro denominado “Por una verdadera democracia en Bolivia”, que permitirá orientar a la opinión pública para que emita su voto de manera libre e informada en el referéndum de febrero de 2016.
 Comentario: Es solo leer el título del foro, realizado el 2 de septiembre de 2015, para entender la importancia que la democracia tiene para el Comité pro Santa Cruz (CpSC).
La democracia es sin duda alguna, la conquista política más grande de la historia humana. Su advenimiento permitió a los pueblos se liberaran de los tiranos, que con el título nobles, se eternizaban en el poder.
Y me refiero a la verdadera democracia, la democracia que aprobaron por unanimidad los políticos del continente, en el vigésimo octavo período extraordinario de sesiones de la OEA, el 11 de septiembre de 2001, en Lima-Perú: La Carta Democrática Interamericana.
Ella expresa en su artículo primero: “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”.
Y en su artículo tercero: “Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos”.
Esta es la democracia que aspiramos, y no aceptaremos ninguna otra. El Pueblo boliviano necesita mejorar la cultura democrática, acercándose cada día más a este paradigma.
La lucha del CpSC a favor de la democracia no es un tema reciente, es de larga data. El año 1982, cuando Bolivia estaba gobernada por el Plan Cóndor, la célebre asamblea de la cruceñidad del 10 de julio de 1982, resolvió exigir al gobierno la constitucionalización del país, otorgando un plazo de 10 días para definir favorablemente su demanda. Lo que implicó la renuncia del Presidente y el llamado a una junta de comandantes, con la misión de retornar al régimen democrático (Blogjimiortiz).
En el año 1984 fue artífice de la recuperación de la autonomía municipal. A iniciática del CpSC el Alcalde de la época decidió; en rebeldía, llamar a las primeras elecciones de su época, la misma que fue refrendada por la Asamblea de la Cruceñidad del 8 de agosto de 1984 (blogjimiortiz).
En el año 2005 el CpSC consiguió; después de una larga lucha, la primera elección de Gobiernos Departamentales Autónomos, Prefectos primeros y Gobernadores después, equilibrando el poder del Gobierno Central en las regiones.
Esto significa que el pueblo boliviano le debe al Comité, en buena medida,la vuelta de la democracia. Así mismo, el Presidente y el Vice, los gobernadores, los alcaldes, los concejales y los asambleítas, le deben su cargo.
La democracia interna del CpSC es también consecuente con los principios democráticos. Cada dos años se celebran las elecciones internas, y un nuevo Presidente toma las riendas institucionales.
Los estatutos del  Comité no permiten la reelección. El Movimiento Cívico Cruceño entiende: que donde una generación cierra sus alas otra las abren para volar más lejos, como lo expresa el filósofo. Cada generación trae sus propios líderes, y no se les puede cortar el derecho de dirigir a su gente.
En la institución goza de prestigio el artículo 83 de la Constitución Política Mexicana, la misma que expresa :“El ciudadano que haya desempeñado el cargo de Presidente de la República, electo popularmente, o con el carácter de interino, provisional o sustituto, en ningún caso y por ningún motivo podrá volver a desempeñar ese puesto”.
Del mismo modo comparten con bolívar las expresiones del discurso de Angostura: “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerlo y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía» (elcomercio.com).
Uno de los graves inconvenientes que acarrea la perpetuación en el poder, es el problema de la corrupción. La historia mundial está llena de casos ejemplificadores. En lo nacional, el tema del Fondo indígena; el caso de corrupción más grande de la historia boliviana, es el más emblemático de ellos.
Según el Banco Mundial, la corrupción es sin duda el mayor obstáculo para el desarrollo económico y social de un país. Su ejercicio no solo menoscaba los recursos que el Estado utiliza para satisfacer las necesidades de sus habitantes; también desincentiva la realización de inversiones, frena el desarrollo económico, perpetúa los niveles de pobreza, promueve la ineficiencia, la inestabilidad y la violencia. No en vano, existe una correlación positiva entre el nivel de transparencia de un país y su puesto en el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial. A mayor control de la corrupción, mayor el nivel de competitividad. (compite.com.co).
El desafío del siglo es que la ética llegue al poder, como expresa a la catedrática de Filosofía de la Universidad de Valencia, Adela Cortina (El País de España 24-08-01).
Otro de los problemas que acarrea la perpetuación en el poder, es la necesidad de violar la normativa legal y las instituciones, para poder logar su objetivo. Llegando al extremo de hacer modificaciones constitucionales, para beneficio propio.
Este es un gran retroceso constitucional, respecto a constituciones anteriores, donde las reformas no podían ser aplicadas en la legislatura vigente, para ser aprovechada por los mismos gobernaste de turno. No hay que olvidarse que en América Latina nunca pierde el caballo del corregidor.
Por las razones y los principios expuestos, el Comité pro Santa Cruz rechaza la pretendida reelección Presidencial y Vicepresidencial continuada. NO A LA REELECCIÓN.