Oposición inicia campaña por el “No” en el departamento

LAURA VIDAURRE/BOLINFO/TARIJA
///
(elPeriódico-ene 12) El Comité Cívico de Tarija al igual que la Senadora Mirtha Arce senadora por Unidad Demócrata y la a agrupación Generación Sin Manchas el día de ayer iniciaron campaña oficial por el No en Tarija en base al cronograma elaborado pretenden llegar a cada rincón del departamento.
“No a esta dictadura que se disfraza de democrática” y “No queremos que la democracia sea enterrada en Bolivia” fueron los lemas para iniciar la campaña oficial por e l No
“No a esta dictadura que se disfraza de democrática” fueron las palabras del presidente del Comité Cívico de Tarija quien presento una serie de factores.
Según Julio Pizarro, presidente del Comité Cívico, indicó que se quiere modificar la CPE a capricho de dos personas y con intereses oscuros para poder tener beneficios.
Modificar la CPE es para combatir el Pluralismo democrático que impide la construcción del Estado de derecho basado en leyes y principios jurídicos, pues no se respeta a la madre de las leyes la CPE.
Modificar la CPE es para seguir permitiendo la violación a los derechos de los pueblos indígenas y atropellar sus tierras como el caso de explotación y exploración petrolera en Tariquía, decir Si a la modificación es decir si al narcotráfico, decir Si es permitir que se sigan disminuyendo las regalías con el cuento de los campos compartidos, dijo.
Según Arce se está intentando cortar las bases fundamentales del Estado, se debió haber convocado a una asamblea constituyente porque se está cambiando el tiempo del mandato del presidente y del vicepresidente según la CPE.
Se iniciará la campaña por el No para que la población esté informada de porque debe de decirle No a la apertura parcial de la Constitución Política del Estado (CPE) el próximo 21 de febrero, “tenemos una responsabilidad con el pueblo tarijeño y vamos a informar a la población los factores de por qué se tiene rechazar la modificación de la CPE”, dijo Arce.
Con su temática para esta campaña, “No queremos que la democracia sea enterrada en Bolivia”. (eP)